7 señales de que necesitas cambiar de psicólogo

Si actualmente están dentro de un proceso terapéutico o lo están considerando para un futuro, es muy importante elegir aquella persona que mejor vaya con ustedes. Me da mucha pena cuando por ejemplo, alguna pareja decide divorciarse, habiendo acudido apenas a un par de sesiones donde algún terapeuta con el cual tuvieron una
experiencia que no llenó sus expectativas. Cada psicólogo es único al igual que ustedes, que están leyendo esto; por esa razón les dejo por aquí algunas banderas rojas que les pueden indicar que necesitan buscar alguien distinto para sus procesos terapéuticos.

1. Falta de conexión: Uno de los predictores más importantes del éxito de una terapia
es la conexión y confianza entre terapeuta y cliente; si no la tienen, sin importar el
motivo, es hora de buscar alguien más.

2. No hay mejora: Cuando van varios meses a un terapeuta y sienten que no han
progresado; incluso pueden sentirte peor luego de las sesiones. Es importante
considerar que algunos asuntos requieren de una terapia a largo plazo, pero si sienten
que no avanzan, háblenlo con su terapeuta, sin embargo, puede ser una señal de que
necesitan un nuevo psicólogo.

3. Falta de límites: Cuando tu psicólogo parece olvidarse del tipo de relación que
tienen; te empieza a contar sus propios asuntos personales sin un propósito
terapéutico, o quisiera ser tu amig@ fuera de sesión, ten cuidado, esto no es
profesional ni ético.

4. Se distrae: Si te das cuenta parece que tu terapeuta está teniendo problemas para
ponerte atención; toma llamadas o contesta mensajes durante las sesiones, incluso se
quedan dormidos (increíble pero cierto); no sólo es una falta de respeto sino que es no
darte lo que estás buscando y por lo que estás pagando; este es tú tiempo y mereces
ser tratado con total respeto.

5. No es neutral: Este es uno de los que más he visto en el Ecuador, así que ¡mucho
ojo!, esos terapeutas que siempre se alinean contigo o con tu pareja en todos los temas
que topan. Un buen terapeuta te dará la razón algunas veces, otras no, pero aquellos
terapeutas que se unen completamente a una sola historia, no son objetivos, incluso a
quienes están en rol de víctimas dentro de la terapia, los hunden más en la
victimización, y este de seguro, no es nuestro trabajo.

6. Si te sientes avergonzad@ o juzgad@: Parte principal de nuestro trabajo es no
juzgar las acciones de nuestros clientes o pacientes, esto no quiere decir que no vamos
a explorar temas como la culpa por algo que hiciste y de lo que te arrepientes, sin
embargo, esto se hará desde un punto de respeto sin hacerte sentir mal con quien tú
eres. Si tu terapeuta no va por este camino, es hora de buscar alguien más.

7. Si busca romper tu sistema de creencias y valores: Cada persona tiene sus
creencias propias, incluso los psicólogos, sin embargo, no debemos ponértelas a ti
encima; podemos explorar juntos temas como la religión o creencias frente a distintos
temas, pero no pretender convencerte.

Estos son algunos de los puntos importantes para darnos cuenta si estamos en el
camino correcto con nuestros terapeutas, a esto, le añadiría un tema de puntualidad,
donde se respeta su tiempo; además, de dejar claro desde el inicio la duración de las
sesiones (50 minutos, 1 hora, etc), para que no hayan sorpresas a medio camino. Es
importante de lado y lado conocer las reglas del juego. Espero que estos consejos les
sirvan, con cariño.

Daniela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat