Los hábitos de las personas más felices

Siempre estamos detrás de algo, de una promoción en el trabajo, un nuevo auto, una pareja…Esto me lleva a una creencia “Cuando (llene con lo que está buscando) pase, finalmente seré feliz”.

Si bien estos eventos nos dan felicidad, las investigaciones muestran que este tipo de felicidad no es duradera. Un estudio de Northwestern University mostró que la felicidad de quien gana la lotería es prácticamente el mismo que de una persona regular un año después. La felicidad basada en este tipo de eventos externos es volátil.

𝑳𝒂 𝒇𝒆𝒍𝒊𝒄𝒊𝒅𝒂𝒅 𝒒𝒖𝒆 𝒅𝒖𝒓𝒂, 𝒆𝒔 𝒍𝒂 𝒒𝒖𝒆 𝒈𝒂𝒏𝒂𝒔 𝒎𝒆𝒅𝒊𝒂𝒏𝒕𝒆 𝒕𝒖𝒔 𝒉á𝒃𝒊𝒕𝒐𝒔, algunos de los realizados por las personas más felices son:
.
🙇🏽‍♀ 𝐏𝐫𝐚𝐜𝐭𝐢𝐜𝐚𝐧 𝐌𝐢𝐧𝐝𝐟𝐮𝐥𝐧𝐞𝐬𝐬: Saben lo importante de saborear una comida, y apreciar las pequeñas cosas de la vida cada día.
.
⛹️‍♂️ 𝐒𝐞 𝐞𝐣𝐞𝐫𝐜𝐢𝐭𝐚𝐧: Las personas felices lo hacen a diario porque saben el efecto beneficioso que tiene sobre su estado de ánimo y su estado físico también.
.
💰𝐆𝐚𝐬𝐭𝐚𝐧 𝐝𝐢𝐧𝐞𝐫𝐨 𝐞𝐧 𝐨𝐭𝐫𝐨𝐬: Las investigaciones muestran que gastar dinero en los demás te hace más feliz que cuando lo haces en ti mismo. Esto puede darse desde pequeños detalles que demuestran esfuerzo, como desviarte camino a casa para comprarle a tu amiga un libro que sabes le va a encantar.
.
☺ 𝐒𝐞 𝐫𝐨𝐝𝐞𝐚𝐧 𝐝𝐞 𝐠𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐜𝐨𝐫𝐫𝐞𝐜𝐭𝐚: Rodearte de gente feliz aumenta tu confianza, estimula la creatividad, y además es divertido. Lo contrario al rodearte de gente negativa.
.
😀 𝐒𝐞 𝐦𝐚𝐧𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞𝐧 𝐩𝐨𝐬𝐢𝐭𝐢𝐯𝐨𝐬: A todos nos suceden cosas negativas; la gente más feliz en vez de quejarse o quedarse pensando en cómo hubiera sido su vida si esto no sucedía, se enfocan en agradecer por todo lo que tienen. Buscan la mejor solución posible a la situación, y siguen adelante. La invitación es a mirar los hechos, así vas a ver que las cosas no son tan negativas como pueden parecer en un inicio.

Orientación Vocacional-mi historia

Cuando estuve en el colegio, recuerdo con gran impaciencia y emoción el momento de dar los famosos exámenes para escoger opciones de carrera universitaria. Pero me acuerdo aún más la decepción de los resultados. ‘Daniela, puedes escoger la carrera que quieras, tienes muchas aptitudes así que suerte’ 🍀 ¿Qué les parece?. Claro, no niego que me sentí halagada pero a la vez, aún más confundida que antes. No fue solo en el colegio, luego busqué ayuda en sitios especializados, recibiendo el mismo tipo de respuestas. Así que decidí estudiar administración y escuchar a mi papá que quería lo mejor para mi, que encontró un camino del éxito y quiso compartírmelo. Es así que fui a la universidad convencida, estudié 5 años, me gradué con excelentes notas y diez años después, siiii 10, leyeron bien, una década después, me di cuenta que ese camino no era mío, era el que por amor o por bien hacer me sugirió mi papá. Plop.! Tuve dos opciones, decir…ya nada ni modo, o buscar mi camino y mi felicidad. El resto de la historia ya lo conocen, soy Psicóloga Clínica Master en Asesoramiento familiar. Amo mi trabajo y busco aportar a lo demás desde mi profesión a tener una mejor calidad de vida.

Con cariño,
Daniela

5 Tips científicos para manejar la temida ansiedad

Recordemos que la ansiedad es una emoción más en el espectro de la vida de todos los seres humanos. El problema radica cuando esta se expresa en exceso y afecta a nuestro funcionamiento cotidiano. Hoy queremos compartirles en colaboración con @mindfulmom.ec algunas estrategias para enfrentar a esta emoción y regularla. En primer lugar, es importante que sepamos que los trastornos de ansiedad suelen ser más comunes entre las mujeres. Inclusive, se calcula que las mujeres somos casi el doble de vulnerables a presentar este trastorno en algún momento de nuestras vidas. También, hay ciertos grupos raciales que tienen menores niveles de preocupación; y los afroamericanos presentan los niveles más bajos de preocupación en varios estudios. El TAG puede presentarse a la vez (comorbidad) con varios trastornos, siendo la depresión la más común. Para tratarla, se recomienda analizar la necesidad de uso de fármacos (junto a un psiquiatra), junto a terapia psicológica, donde la Terapia Cognitiva Conductual ha mostrado tener gran éxito. Les proponemos probar estos 5 ejercicios y técnicas para manejo adaptativo de la ansiedad: 1. Acepta la ansiedad, solo haciendo esto, su intensidad bajará. Es importante saber que las emociones buscan expresarse, si no las dejamos “salir”, buscarán hacerlo mediante una enfermedad física, o enmascaradas en otras emociones como por ejemplo, la ira. Entonces, una técnica útil es el decir cosas como: “Ok, estoy ansiosa, listo, ansiedad ven a mi”, y sin miedo, sentarme unos minutos con esa ansiedad, verán como en poco tiempo, esta disminuye (lo mismo aplica para cualquier emoción). 2. Enfócate en lo que estas experimentando con tus 5 sentidos en este momento. Describe 5 cosas que estás viendo, 4 cosas que estas sintiendo (como se siente estar puesto esos zapatos), 3 cosas que escuchas, 2 cosas que hueles y 1 cosa que saboreas. 3.  Recuerda que la ansiedad es pasajera.  A veces la ansiedad es tan intensa que uno puede llegar a pensar: “si no hago algo para calmarme va a durar para siempre”, pero las investigaciones indican que la ansiedad en general dura 20 minutos a lo mucho. 4. Usa la ansiedad. La ansiedad no siempre es mala puede ser útil. Por ejemplo si estas en una entrevista de trabajo es útil sentir ansiedad por que te permite filtrar tus pensamientos antes de hablar. Te hace más juicioso. 5. No creas todo lo que dice tu mente. Cuando estas ansioso tu mente puede generar un montón de pensamientos negativos que muchas veces no tienen fundamento y son sesgados. Recuerda que solo son pensamientos no verdades.

7 señales de que necesitas cambiar de psicólogo

Si actualmente están dentro de un proceso terapéutico o lo están considerando para un futuro, es muy importante elegir aquella persona que mejor vaya con ustedes. Me da mucha pena cuando por ejemplo, alguna pareja decide divorciarse, habiendo acudido apenas a un par de sesiones donde algún terapeuta con el cual tuvieron una
experiencia que no llenó sus expectativas. Cada psicólogo es único al igual que ustedes, que están leyendo esto; por esa razón les dejo por aquí algunas banderas rojas que les pueden indicar que necesitan buscar alguien distinto para sus procesos terapéuticos.

1. Falta de conexión: Uno de los predictores más importantes del éxito de una terapia
es la conexión y confianza entre terapeuta y cliente; si no la tienen, sin importar el
motivo, es hora de buscar alguien más.

2. No hay mejora: Cuando van varios meses a un terapeuta y sienten que no han
progresado; incluso pueden sentirte peor luego de las sesiones. Es importante
considerar que algunos asuntos requieren de una terapia a largo plazo, pero si sienten
que no avanzan, háblenlo con su terapeuta, sin embargo, puede ser una señal de que
necesitan un nuevo psicólogo.

3. Falta de límites: Cuando tu psicólogo parece olvidarse del tipo de relación que
tienen; te empieza a contar sus propios asuntos personales sin un propósito
terapéutico, o quisiera ser tu amig@ fuera de sesión, ten cuidado, esto no es
profesional ni ético.

4. Se distrae: Si te das cuenta parece que tu terapeuta está teniendo problemas para
ponerte atención; toma llamadas o contesta mensajes durante las sesiones, incluso se
quedan dormidos (increíble pero cierto); no sólo es una falta de respeto sino que es no
darte lo que estás buscando y por lo que estás pagando; este es tú tiempo y mereces
ser tratado con total respeto.

5. No es neutral: Este es uno de los que más he visto en el Ecuador, así que ¡mucho
ojo!, esos terapeutas que siempre se alinean contigo o con tu pareja en todos los temas
que topan. Un buen terapeuta te dará la razón algunas veces, otras no, pero aquellos
terapeutas que se unen completamente a una sola historia, no son objetivos, incluso a
quienes están en rol de víctimas dentro de la terapia, los hunden más en la
victimización, y este de seguro, no es nuestro trabajo.

6. Si te sientes avergonzad@ o juzgad@: Parte principal de nuestro trabajo es no
juzgar las acciones de nuestros clientes o pacientes, esto no quiere decir que no vamos
a explorar temas como la culpa por algo que hiciste y de lo que te arrepientes, sin
embargo, esto se hará desde un punto de respeto sin hacerte sentir mal con quien tú
eres. Si tu terapeuta no va por este camino, es hora de buscar alguien más.

7. Si busca romper tu sistema de creencias y valores: Cada persona tiene sus
creencias propias, incluso los psicólogos, sin embargo, no debemos ponértelas a ti
encima; podemos explorar juntos temas como la religión o creencias frente a distintos
temas, pero no pretender convencerte.

Estos son algunos de los puntos importantes para darnos cuenta si estamos en el
camino correcto con nuestros terapeutas, a esto, le añadiría un tema de puntualidad,
donde se respeta su tiempo; además, de dejar claro desde el inicio la duración de las
sesiones (50 minutos, 1 hora, etc), para que no hayan sorpresas a medio camino. Es
importante de lado y lado conocer las reglas del juego. Espero que estos consejos les
sirvan, con cariño.

Daniela

Auto aceptación: El primer paso hacia tu mejor versión

En esta foto se ven dos manzanas verdes, la una sonreída viéndose al espejo, la otra detrás del espejo triste, el contraste y ser alguien que no esté triste. Busquemos coherencia, ayuda terapéutica, psicóloga ecuador, psicóloga quito, terapia psicológica, ayuda

La importancia de aceptarme a mi mismo, se relaciona directamente con una autoestima saludable. Aceptarme no es una tarea sencilla, hay muchos aspectos míos, pueden ser físicos, de mi forma de ser, o de mi pasado, que me niego a considerar o trato de ocultarme a mi mismo y al mundo. Para lograr la aceptación es importante reconocer y experimentar mi realidad tal y como es, sin juzgarme. Esto no es lo mismo que, por ejemplo, si soy desorganizado, aprobar esta forma de comportarme. Si acepto mi situación puedo valorar si mis acciones son correctas o no. El aceptar que estoy siendo desorganizado es lo que me permite concientizar lo que estoy haciendo bien e identificar lo que podría mejorar.

El aceptar se refiere a traer algo a mi conciencia, en este caso, algo que de pronto no me gusta; y al hacerlo damos el primer paso para un cambio o mejora. Mientras no acepte una parte de mi, no puedo cambiarlo. Si estoy pasada de peso, pero saco de mi conciencia el que esto puede ser malo para mi salud, nunca voy a decidir adelgazar. Aceptar es comprender que mi situación actual es de equis forma, que no va a cambiar de la noche a la mañana, y agradecer que tengo muchas cosas valiosas antes de empezar a perseguir nuevas. No se trata de resignarme y conformarme con lo que soy, se trata de aceptar que en este momento soy de una forma, comprometerme al cambio, comprendiendo que este tomará tiempo.

La aceptación entonces es el primer paso del cambio. Hay cosas que acepto y puedo cambiar y otras que no, por ejemplo, el tráfico en días de lluvia, el paso de los años, la emancipación de nuestros hijos; y el no aceptarlas, traerá dolor y frustración en quien no lo haga. La ausencia de aceptación y la presencia de un sentimiento de que no valgo mucho, pueden favorecer la búsqueda compulsiva de afecto, pudiendo caer en relaciones donde nos volvemos extremadamente serviciales o sumisos. La aceptación entonces es un diálogo honesto conmigo mismo, sin engaños ni pretextos, donde estimulo mi crecimiento personal.

Buda les dio una explicación sencilla y clara a sus discípulos acerca de la aceptación, cuando los manda a un estanque cercano y les dice llevar una roca y aceite; les dice que los tiren al lago y observen para luego contarle que pasó. Regresan más tarde y dicen: “La roca se hundió, y la mancha de aceite, ha flotado”. Y Buda les contesta: “Aunque consuman toda su existencia sentados en la orilla del lago anhelando que la roca flote y que la mancha de aceite se hunda, esto no va a pasar. Es una ley de los hechos inconvertibles”. Entonces, esto se aplica a mi altura, mi ancho de caderas, una costumbre que me incomoda de mi pareja, querer recuperar una oportunidad perdida en mi vida; por lo tanto, el aprendizaje es comprender qué debo aceptar y qué puedo modificar.

Bueno, digamos que ya doy el paso de aceptar mi realidad, lo que puedo cambiar y lo que no, aquí viene un tema importantísimo que es la actitud frente a lo que me pasa. Un ejemplo viviente fue Victor Frankl quien estuvo en cautiverio en los campos de concentración nazi, donde aprendió a aceptar lo que no podía cambiar; su circunstancia de estar ahí, la brutalidad de los guardias, entre otras, y enfocó su energía en controlar su actitud frente a los eventos. Es un ejemplo de resiliencia y de aceptación maravilloso.

Una herramienta sencilla y poderosa para comprender lo que puedo cambiar y lo que no está en mi control, es el llamado círculo de influencia.

En el centro del mismo estamos nosotros, y deberá ser nuestro centro de atención; es decir, si en algo podemos influir y debemos poner esfuerzo y trabajo en cultivar, es en nuestro proyecto personal de vida, en lo que depende 100% de nosotros; hacer deporte, buscar un trabajo que me haga feliz, empezar a cuidar mi salud, bajar de peso, etc. Más afuera, está otro círculo que se llama círculo de influencia, este indica toda relación interpersonal que tenemos; con nuestros compañeros de trabajo, pareja, hijos, amigos, vecinos, etc. Aquí tenemos influencia, pero somos la mitad de la ecuación, y podemos responder por eso, por nuestra mitad; el resto, depende de esa otra persona, y aceptar esto es maravilloso y liberador. Finalmente, el último círculo y más externo a la persona, es aquel denominado de preocupación, y aquí se ubican los eventos de vida donde la única opción es aceptar, como la muerte de algún ser querido, leyes físicas o de la naturaleza, mi pasado, mis errores, el tráfico. En este nivel solamente puedo aceptar y cambiar mi actitud ante estas circunstancias. Si ya estoy en un tráfico terrible, ¿de qué sirve pitar a todos y ponerme agresivo, tenso, de mal humor? Igual el tráfico seguirá y no dependerá de mi que se agilice, mejor me pongo una chévere música, voy escuchando algún programa que me gusta, pensando en cosas importantes, disfrutando el viaje dentro de lo posible. No puedo tampoco cambiar mi edad, mi temperamento, mis padres. Entonces, debo usar mi energía y recursos en donde puedo influir y hacer cambios, y esto es en mí misma, y en un 50% en las relaciones con los demás. En mi actitud ante lo que solo queda aceptar.
Existen actitudes para favorecer la auto aceptación desde el hogar y la escuela desde tempranas edades.
Reconocer y alabar en cada hijo o alumno sus cualidades, aptitudes y destrezas y que se manifiestan de forma destacada; así voy poniendo las bases para su autoestima.
Exaltar los esfuerzos y acciones meritorias que hacen, lo que aumentará su confianza.
La descalificación continua, ridiculizarlos en público, sarcasmo y burlas minan la autoestima generando sentimientos de incompetencia y de poca auto valoración. Aparece un deseo intenso de aprobación de los demás, dependencia del qué dirán de mí los demás.
La base de la autoestima es la seguridad en mis valores y aptitudes, el conocer mi realidad con mis capacidades y limitaciones. Así será considerada irrelevante la aprobación o desaprobación de los demás. Sólo el niño que ha sido aceptado incondicionalmente por sus padres y educadores, será capaz de aceptarse tal como es. Les dejo con esta frase tan bonita y conocida de San Francisco de Asís: “Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo, y sabiduría para reconocer la diferencia”.

Con cariño,

Daniela Ordóñez

Tips para Guiar a nuestros hijos a Escoger qué Estudiar

Cómo escoger carrera, profesión, orientación vocacional

Qué levante la mano quién a sus 18 años sabía que quería estudiar en la U. Más allá, ¿Cuántas personas conocen que tengan la fortuna de trabajar y haber estudiado lo que les hace felices?.

Escoger una carrera, profesión y un trabajo es una decisión tan importante, ¿no les parece? Por eso les ofrezco unos pequeños tips para guiar a nuestros hijos en estos momentos clave de la vida. Sea para una carrera de pregrado o para luego ir a una maestría, es importante tomar en cuenta algunos consejos tomados del coaching vocacional. Leer más

Cómo Escoger un Psicólogo para un Ser Querido

Creo que muchas hemos notado que la psicología es un campo que ha crecido en estos últimos años, pasando de ser vista como un tabú y una profesión ‘para locos’ para convertirse en una herramienta útil para toda persona en algún momento de su vida.

Para un paciente de cualquier edad, debe ser cuidadosamente ejecutada, ya que en juego está nuestra salud mental. Leer más

WhatsApp chat