Hábitos Sencillos para Mejorar el Aprendizaje de mis Hijos

Muchas veces nos vemos frustradas y no sabemos qué hacer para ayudar a que nuestros hijos puedan mejorar su rendimiento escolar; igualmente, si estamos estudiando nosotras, podemos tomar una serie de consejos sencillos probados científicamente que potenciarán nuestras habilidades y nos ayudarán a aprender con mayor facilidad.

1.Cuando tomes notas, que sea a mano; esto porque cuando lo hacemos vamos utilizando nuestras propias palabras y este proceso se relaciona directamente con un rendimiento superior durante los exámenes.

2.Para poder retener la información de nuestras notas el consejo es: estudiar, dormir, estudiar. Se ha comprobado que revisar el material en dos o más días, con la noche de descanso de por medio, mejora la retención y el aprendizaje versus quienes decidan estudiar en una sola jornada (así sea con un descanso de por medio).

3.Para mejorar la concentración, es recomendable hacer un poco de ejercicio antes de sentarnos a trabajar; se ha visto que al menos 15 minutos en una caminadora e incluso una pequeña caminata previa harán una diferencia.

4.Mantenernos hidratadas; el agua tiene la propiedad de mejorar los procesos mentales y nuestro aprendizaje.

5.Date una recompensa, esto promueve nuestra formación de memorias e incrementa la motivación.

6.Crear varias sesiones cortas y con horario durante la semana para estudiar es una mejor opción que amanecernos haciéndolo; esto nos ayuda a formar hábitos, o rutinas, lo que a su vez permite que con el tiempo estudiar se vuelva más fácil, porque el cerebro estará entrenado para hacerlo en esos momentos específicos.

7.Utilizar fichas nemotécnicas para sintetizar lo aprendido; esto ha probado ser útil versus subrayar o leer varias veces un texto. Si podemos sintetizar lo retenido, es una señal de que lo entendemos bien.

8.Tómate una pequeña prueba de conocimiento, o pídele a alguien más que lo haga. El practicar aumenta nuestra confianza y nos lleva a un mejor rendimiento.

9.¿Dónde estudiar? Investigaciones demuestran que hacerlo en un “lugar sagrado” con todas las herramientas que podemos necesitar es lo mejor; y al igual que el preparar horarios pre definidos para hacerlo, tener un lugar fijo bien equipado también prepara al cerebro para estudiar.

 

10.Deja tu teléfono de lado, y aunque esto suena obvio, sepan que las notificaciones e interrupciones que recibimos afectan enormemente a nuestra concentración y por ende, a nuestra calidad y velocidad de aprendizaje.

Espero que estos pequeños cambios puedan traerles muchos beneficios a ustedes y sus familias, con cariño.

Daniela Ordóñez

Psicóloga Clínica

0989013562

Facebook:   @DanielaOrdonezPsicologa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat