Abuso Sexual, Lo que todo Padre debe Saber

Cuando estudiaba mi carrera de Psicología, tuve una clase que cambió mis ideas acerca del abuso sexual, y aprendí tantas cosas que ahora como madre me sirven,que quiero compartirles a ustedes en este mes. Lamentablemente en estas pasadas semanas hemos visto casos espeluznantes en nuestro país, por lo cual es vital informarnos acerca de la realidad alrededor de este tema para poder prevenirlo o identificarlo.

Mi visión del abuso sexual, pasó de ser una de “película”, donde la persona que lo comete es malvada, desagradable y evidentemente trastornada, a una versión realista, donde son personas comunes y corrientes por fuera, por lo cual no podemos confiar en nadie por solo su aspecto exterior, trabajo o condición económica. Es más, la mayor parte de abusos de este tipo son cometidos por parientes cercanos del menor, e incluso por figuras de autoridad. Estas personas operan primero acercándose a ellos, haciéndose “amigos” y luego los amenazan con cosas terribles para que mantengan el silencio, incluso los culpan de ser sucios y de haberlos provocado, así lastimando su autoestima y confundiéndolos, asegurando de alguna manera su silencio.

El 90% de perpetradores son hombres, y la mayoría se encuentran entre los 29 y 41 años de edad. Un abrumador 50% de los mismos son personas conocidas de la familia, siendo amigos cercanos o familiares.

Es importante conocer cuales son los rasgos generales de las víctimas de abuso sexual, donde las mujeres son las más propensas a sufrirlo, en una proporción de 4 por cada hombre. Los hombres reportan mucho menos el abuso sexual debido al miedo al rechazo y a que se cuestione su masculinidad. La edad promedio de abuso es entre los 8 y 12 años, y se conocen menos casos de niños menores de 6 años ya que ellos normalmente no reportan el abuso. Si bien hay una creencia de que este tipo de abuso sucede más en estratos sociales inferiores, esto no es cierto, el abuso sexual es independiente del nivel social. Adicionalmente los niños que no tienen amigos para compartir tienen mayor riesgo de sufrir abuso, ya que llegan a creer que el abusador es su amigo.

Entre las características conductuales de los niños que han sido víctimas de abuso tenemos: Pérdida de apetito, llanto frecuente alrededor de situaciones afectivas, miedo a estar solos, rechazo a su madre o padre de manera repentina, agresividad, cambios bruscos de conducta, resistencia a desvestirse y bañarse.

Además se pueden aislar y rechazar situaciones sociales, rechazar caricias, besos y contacto físico. En las niñas especialmente se puede observar una conducta seductora, además de conductas o conocimientos sexuales no acordes a su edad.Pueden presentar un interés no adecuado por los comportamientos sexuales de los adultos e inclusive presentar confusión sobre su orientación sexual.

Antes de estudiar este tema, yo era una mamá muy fresca al respecto, lo veía como algo lejano y poco probable; sin embargo, al ver que es una realidad demasiado común a nivel mundial, abrí los ojos a tiempo y no dejo a mis hijos dormir en ningún lado, al menos hasta que tengan una edad donde puedan entender esto y protegerse a sí mismos. Imagínense, muchas veces incluso podemos dejarlos en casa de algún tío, sin embargo, puede llegar algún amigo de él o alguien cercano de la familia y cometer este tipo de atrocidades. No les escribo para alarmarlas desde una visión personal, les comparto lo que dicen las estadísticas al respecto, tenemos la responsabilidad de estar muy atentas.

Dependiendo de la edad de nuestros hijos, también debemos tocar de forma sencilla el tema de su sexualidad, de su cuerpo y de cómo cuidarlo y protegerlo. No es necesario entrar en detalles, pero sí de irles comunicando desde muy temprana edad que su cuerpo es solo suyo y que nadie puede tocarlos, además de fomentar una buena comunicación con ellos desde pequeños.

Espero que ninguna de nosotras tenga que pasar por esto con nuestros tesoros, así que abramos los ojos ante esta realidad tan desagradable, pero a la vez, prevenible.

Con cariño,

Daniela Ordóñez

Psicóloga Clínica

0989013562

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat